Los funcionarios sujetos al régimen de Clases Pasivas del Estado que estén afectados por una lesión o proceso patológico que les imposibilite para el desempeño de las funciones propias de su Cuerpo o Escala, serán jubilados por Incapacidad Permanente para el Servicio. Así lo establece el artículo 28.2 c) del Real Decreto Legislativo 670/1987, de 30 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Clases Pasivas del Estado.

A diferencia de aquellos que están sujetos al Régimen General de la Seguridad Social, el funcionario sujeto a Clases Pasivas que se vea a fectado por una lesión que le impida ejercer las funciones propias de su Cuerpo o Escala, va a percibir una pensión cuya cuantía es independiente de su grado de incapaciad, es decir, es independiente de que esté incapacitado para la profesión habitual o para toda profesión u oficio.

Ahora bien, en el caso de que su lesión o enfermedad le incapacite para toda profesión u oficio estará exento del IRPF. Así lo establece el artículo 7.g) de la Ley del Impuesto de la Renta de las Personas Física, que dispone que estarán exentas las pensiones por inutilidad o incapacidad permanente del régimen de clases pasivas, siempre que la lesión o enfermedad que hubiera sido causa de aquéllas inhabilitara por completo al perceptor de la pensión para toda profesión u oficio.

A %d blogueros les gusta esto: