DECLARANDO EXENTAS DEL IRPF LAS PENSIONES DE CLASES PASIVAS POR INCAPACIDAD PERMANENTE CUANDO, CON POSTERIORIDAD A LA JUBILACIÓN POR INCAPACIDAD, SE HUBIESE RECONOCIDO UN AGRAVAMIENTO DE LA LESIÓN QUE FUE CAUSA DE DICHA JUBILACIÓN Y EL FUNCIONARIO ESTUVIESE INCAPACITADO PARA TODA PROFESIÓN U OFICIO.

El Tribunal Supremo, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección 2ª, en Sentencia núm. 1706/2023, de 15 de diciembre de 2023, estima el recurso interpuesto en su día por este despacho frente al Ministerio de Hacienda, que denegaba el derecho del recurrente a que la pensión de Clases Pasivas, incrementada por un agravamiento de la lesión que fue causa de jubilación, estuviese exenta de IRPF.

Estamos ante el supuesto de un funcionario de Clases Pasivas del Estado, jubilado por incapacidad permanente para el servicio que, al momento de su jubilación por incapacidad y acreditando menos de 20 años de servicios efectivos al Estado, se le aplicó la reducción porcentual de su pensión regulada en la DA 13ª.2 de la Ley 2/2008. Posteriormente, ante un agravamiento de la patología que fue causa de su jubilación se dictamina que está incapacitado para toda profesión u oficio y, en consecuencia, conforme el Real Decreto 710/2009, su pensión de jubilación se vio incrementada al 100 de la que le correspondía. Sin embargo, a juicio del Ministerio de Hacienda, a la pensión de Clases Pasivas -pese a haberle sido reconocido un agravamiento de la lesión que fue causa de su jubilación que le incapacitaba para toda profesión u oficio-, no le era aplicable la exención del IRPF prevista en el artículo 7.g) de la Ley 35/2006, toda vez que la incapacidad para toda profesión u oficio no tuvo lugar al momento de la jubilación.

Establece la Sentencia como doctrina jurisprudencial:

“Como culminación de todo lo razonado hemos de declarar como doctrina jurisprudencial que está exentas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, por aplicación del art. 7.2.g) LIRPF de 2006, las pensiones percibidas por incapacidad permanente reconocidas conforme al régimen legal de clases pasivas del Estado, que sean incrementadas conforme a lo previsto en la disposición adicional decimotercera de la Ley 2/2008, de 23 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para 2009, desarrollada por el Real Decreto 710/2009, de 17 de abril, por constatar, según el dictamen preceptivo y vinculante, emitido al efecto por el órgano médico pericial previsto en el Real Decreto 710/2009, de 17 de abril, que, con posterioridad al reconocimiento de la pensión de jubilación o retiro, y antes del cumplimiento de la edad de jubilación o retiro forzoso, se ha producido un agravamiento de la enfermedad o lesiones del pensionista que determinaron la declaración de incapacidad permanente, que al tiempo de solicitarse el incremento de pensión, le inhabilitan para el desempeño de toda profesión u oficio. La exención surtirá efectos desde el primer día hábil del mes siguiente a la presentación de la solicitud que hubiere dado lugar a la resolución de incremento de la pensión, le inhabilitan para el desempeño de toda profesión u oficio. La exención surtirá efectos dese el primer día del mes siguiente a la presentación de la solicitud que hubiere dado lugar a la resolución de incremento de la pensión, en los términos previstos en el art. 7 del Real Decreto 710/2009, de 17 de abril”.

A %d blogueros les gusta esto: