El Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala de lo Contencioso Administrativo, en Sentencia de 12 de mayo de 2023, dictada en el Recurso de Apelación 614/2022, vuelve a dar la razón a un funcionario, Policía Local, representado por este despacho, en relación con el orden del escalafón (previamente el Juzgado de lo Contencioso nº 30 de Madrid ya había estimado el recurso interpuesto por el despacho) y así afirma:

“SEXTO.- Dado el contenido del recurso de apelación formulado por el Ayuntamiento todos sus motivos pueden ser objeto de análisis conjunto dado que inciden sobre la misma cuestión que no es otra que si el recurrente tiene o no derecho a mantener el puesto en escalafón de conformidad con los criterios fijados en la normativa vigente al momento de tener acceso a su puesto en dicho Consistorio.

Tal y como se expresa en la Sentencia de instancia, cuando el recurrente obtuvo plaza en el Ayuntamiento estaba en vigor la Orden General del Cuerpo de 14 de diciembre de 2011 cuyo contenido fue transcrito anteriormente y en virtud de la misma se le consideró, a todos los efectos, como una antigüedad en el Ayuntamiento apelante desde el 1 de febrero de 2006 teniendo en cuenta, hecho no discutido, el periodo en práctica como Policía Municipal en el Ayuntamiento de …

(…)

La alteración de los criterios de escalafonamiento se produce en la Orden General del Cuerpo de 24 de noviembre de 2020 cuyo artículo 2 establece lo siguiente: “Se publica en el Tablón General listado de toda la plantilla según su orden en el escalafón, atendiendo a los datos que constan en el Departamento de Personal conforme al criterio de antigüedad reconocido por las Administraciones Públicas para cada categoría profesional como Policía Local, a partir de la fecha de toma de posesión como funcionario de carrera, y la fecha de incorporación efectiva para los componentes que hubieran optado por sistemas de movilidad y/o a través de permuta del puesto de trabajo, a partir del 7 de septiembre …”.

Dicha Orden alteró el escalofonamiento del recurrente al modificarse el criterio de la antigüedad por el de la toma de posesión lo que determinó que el recurrente, a los efectos de su puesto en el escalafón, se le fijara como fecha de ingreso el 29 de diciembre de 2006, fecha que se corresponde con la toma de posesión como Policía en el Ayuntamiento de … tras su periodo de prácticas, desde el 1 de febrero de 2006 que se le computa a efecto de trienios.

Resulta preciso recordar que el número de empleo sería invariable durante su carrera profesional, pero no sucede así con el consecuente número de escalafón, que se encuentra sometido a frecuentes o posibles cambios y mutaciones debido a la modificación de las escalas y efectivos que en cada concreto momento tenga el correspondiente escalafón profesional pero ello no es lo que acontece en el supuesto de autos en el que se ha producido una modificación en el escalonofamiento por modificación de la regulación del mismo.

En cuanto funcionarios de las Administraciones Locales los miembros de los cuerpos de las policías locales se rigen por el tronco común de la legislación estatal en materia de función pública, constituida por la Ley 30/84, de 2 de agosto de Reforma de la Función Pública, sus Reglamentos, con las especificidades contenidas en la Ley 7/85, de 2 de abril reguladora de las Bases del Régimen Local, y Texto Refundido de disposiciones legales vigentes en materia de Régimen Local, aprobado por RDL 781/1986, de 18 de abril, así como por las disposiciones autonómicas en materia de función pública contenidas fundamentalmente en la Ley 1/1986, de 10 de abril, de la Función Pública de la Comunidad de Madrid a la que hace una llamada el artículo 36.1 de la Ley 1/2018, de 22 de febrero, de Coordinación de Policías Locales de la Comunidad de Madrid.

La Disposición Final 3ª de la Ley de Bases de Régimen Local prevé la regulación por vía reglamentaria de un Estatuto específico del personal de las Policías Municipales teniendo en cuenta la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Por su parte la Disposición transitoria 4ª del texto Refundido de disposiciones legales vigentes en materia de Régimen Local prevé unas normas de aplicación transitoria en tanto no se aprueben las normas estatutarias de los Cuerpos de Policía Local, pero que habría perdido vigencia en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Madrid tras la entrada en vigor, primero, de la Ley 4/1992, de 8 de julio, de Coordinación de Policías Locales, y, posteriormente, por la Ley 1/2018, de 22 de febrero, de Coordinación de Policías Locales de la Comunidad de Madrid.

Además, resulta aplicable, en virtud del carácter de cuerpo policial de la Policía local, la Ley Orgánica 2/86, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, disponiendo, en relación con lo que aquí interesa, en su art.52.1 que los citados cuerpos son institutos armados, de naturaleza civil, con estructura y organización jerarquizada rigiéndose en cuanto a su régimen estatutario por los principios generales del Capítulo IV del Título II de dicha Ley, por las disposiciones dictadas por las Comunidades Autónomas y los Reglamentos específicos para cada Cuerpo dictados por los Ayuntamientos.

Como novedad respecto al régimen común de la función pública establecido por el Real Decreto 364/95 de 10 de marzo por el que se aprueba el Reglamento General de Ingreso del personal al Servicio de la Administración general del Estado y de provisión de Puestos de Trabajo y promoción Profesional de los Funcionarios Civiles de la Administración General del Estado (de aplicación supletoria a los funcionarios locales – art1.3-), cabe destacar la previsión expresa de que la provisión de puestos tenga en cuenta el factor antigüedad además de los principios de mérito y capacidad, si bien deja un gran margen de discrecionalidad en su aplicación.

Llegados a este punto y teniendo en cuenta el silencio de la legislación autonómica en relación con el escalafón de los Policías Locales, será el artículo 10 Uno del Real Decreto 1484/1987, de 4 de diciembre, sobre normas generales relativas a escalas, categorías, personal facultativo y técnico, uniformes, distintivos y armamento del Cuerpo Nacional de Policial el que lo regule señalando que “los funcionarios de las distintas Escalas y categorías del Cuerpo Nacional de Policía, cualquiera que sea su situación administrativa, deberán figurar en una relación escalafonal y circunstanciada, respetando las peculiaridades del Cuerpo, adecuándose a lo dispuesto en la legislación general de funcionarios civiles del Estado. Esta relación se mantendrá actualizada y se publicará, cada cuatro años, en el «Boletín Oficial del Estado» o en la Orden general de la Dirección General de la Policía, concediéndosele en este segundo caso carácter oficial mediante la oportuna orden que se publicará en aquél. Los funcionarios en situación de segunda actividad figurarán en un anexo de la citada relación”.

Dicha regulación es respetada por la Orden General que determina la nueva regulación del escalafón pero la cuestión es que la misma se aplica con efectos retroactivos y sin respetar los derechos adquiridos.

(…)

En el supuesto de autos, la consolidación de un puesto en un escalafón en virtud de una Orden adoptada con criterios de legalidad determina un derecho adquirido y consolidado en el funcionario que no puede verse alterado por una posterior regulación y ello porque entendemos que, conforme a la normativa y doctrina arriba referida, el reconocimiento expreso de una determinada antigüedad a efectos del escalafón determina que los derechos derivados de dicha normativa queden patrimonializados, y por ello hayan de ser protegidos, en su relación estatutaria con los efectos propios derivados del escalafón en función de su naturaleza y estructura y al haberlo entendido así la Sentencia de instancia la consecuencia jurídica no puede ser otra que la desestimación del presente recurso de apelación.”

A %d blogueros les gusta esto: